SEGURIDAD DIGITAL

 

Las personas deben dejar de pensar en los riesgos de seguridad digital como puramente técnicos que deben ser manejados por ingenieros. En la medida que avanza la llamada transformación digital dichos riesgos se vuelven económicos e incluso vitales.

 

De manera sencilla, entendemos la seguridad digital como:

 

Lo que hay que hacer para lograr mis objetivos personales o de negocios en un entorno digital, en presencia de adversarios.

 

Preguntas clave:

·        ¿Qué debo proteger?

·        ¿Qué actividades o eventos debo prevenir o detectar?

 

La seguridad digital es un proceso en el que las estrategias y actividades pueden ser agrupadas en tres diferentes fases. El proceso es un “ciclo vivo” bajo constante cambio debido al ambiente de amenaza y vulnerabilidad:

 

 

Aspectos de la información que hay que preservar:

·        Confidencialidad: propiedad que determina que la información no esté disponible ni sea revelada a individuos, entidades o proceso no autorizados.

·        Integridad: propiedad de salvaguardar la exactitud y el estado completo de los activos. La información no debe ser modificada en forma no autorizada.

·        Disponibilidad: propiedad de que la información sea accesible y utilizable por solicitud de una entidad autorizada.